Fuentes de alimentación de baja corriente de fuga reanima la tecnología de electromedicina

Powerbox , una de las mayores empresas de suministro de energía de Europa , y durante más de cuatro décadas una fuerza líder en la optimización de soluciones de energía para aplicaciones exigentes , introduce nuevos productos de la familia  médica Medline. Las OFM30 30W, fuentes de alimentación con extra baja corriente de fuga, son las mejores en EMC para sistemas médicos en clase CF , y su serie líder OFM225 225W adecuada para la clase BF que se expande con tensiones adicionales.

Diseñado para satisfacer y superar las nuevas normas de seguridad para los sistemas y equipos médicos ; y basado en una innovadora técnica  de diseño , que reduce la corriente de fuga por debajo de 10 µA  y EMC , la nueva serie Powerbox OFM30 entrega 30W en funcionamiento continuo (soporta picos de hasta 45W ) cuenta con Clase II doble aislamiento y es UL / IEC60601-1 aprobada médicamente .

Es como el Santo Grial , tratando de lograr la baja corriente de fuga con baja EMC , basado en un diseño muy innovador. El OFM30 combina ambos, alcanzando una corriente de fuga por debajo de 10 µAy un margen medio de EMC Clase B de 6 dB .

Topología que combina bajas pérdicas de conmutación con componentes muy selectivos, , la serie OFM30 tiene una eficiencia de hasta el 88% , a la vez que  cumple los requisitos de Energía Verde de IEC60950-1 , nivel CEC V , EISA y ERP , con carga cero. El consumo de energía de la OFM30 está por debajo de 0,3 W asegurando así a familia sus credenciales verdes .

La potencia de salida de la OFM30 esde 30W de forma continua, a 50ºC y enfriamiento por convección libre ; aunque puede responder a las demandas de picos de potencia extra ( por ejemplo, sistemas de bombeo) , permitiendo hasta 45W durante 10 segundos , con la repetición cada 100 segundos . En caso de exceso de temperatura, la OFM30 integra un sistema de protección único operando con la linealidad, la reducción de la potencia de salida hasta 50 %, asegurando la carga útil para proceder a todos los procesos apropiados para evitar la interrupción del funcionamiento.

Las aplicaciones a las que va dirigidas demanda alta fiabilidad; La OFM30 aprovechan las ventajas de una topología de conmutación basadas en un front edge fly-back, optimizado para reducir el número de componentes hasta 65. Este menor número de componentes contribuye a una fiabilidad más alta, dando por resultado un MTBF de más de 500.000 horas y una expectativa de vida útil mínimo de 80.000 horas.

La serie OFM30 incluye tres modelos: OFM305025,de  12V 2.5A (picos de  3,75A), la OFM305026 de 15V 2.0A (3A de pico) y la OFM305028 de 24V 1.25A (pico de 1,875A). En caso de necesidad de energía extra o redundancia, todos los productos pueden ser conectados en paralelo sin ningún componente externo adicional. El producto está disponible en un formato abierto de 75,5 x 37,3 x 23 mm (3 x 1,5 x 0,9 pulgadas).

La serie OFM30 cumple la  IEC 60601-1 ed.3, con CB’s por ETL Intertek Semco,  y cumple con otros relacionados IEC 61000 standards aplicables y normas medio ambientales RoHS, REACH y RAEE

"La seguridad en aplicaciones médicas es una necesidad, es particularmente importante cuando se diseñan fuentes  para aplicaciones cardiacas (CF), cuando se conecta eléctricamente al corazón del paciente, para garantizar el máximo nivel de seguridad", dice Martin Fredmark, VP Product Management. "Reducir  la corriente de fuga es siempre un paso adelante importante y estamos trabajando permanentemente  en nuevas tecnologías para mejorar la seguridad del paciente".

Además de la nueva serie Medline OFM30, Powerbox expande su mercado Medline OFM225 con dos tensiones adicionales, el OFM2255225 de 12V 11.25A (con picos de  21.66A) y el OFM2255226 de 15V 6.66A (19A).

Con un alto grado de enfoque en fiabilidad, usando topología de 'One step conversión', que integra un PFC proporcionando un alto rendimiento con sólo 50% de la carga, la OFM225 tiene la capacidad para operar con seguridad en condiciones de flujo bajo de aire, entregando 225W a 40 º c ambiente en convección natural y hasta 325W constantes con  12 CFMo de aire forzado. La unidad también puede funcionar en paralelo e incluye protección avanzada de continuidad de funcionamiento

Destinadas a aplicaciones de tipo BF, la unidad puede soportar 4000VAC de entrada a salida y tierra, tiene una corriente de fuga de 100µA y cumple con los requisitos de clase B de EMC. Entre muchas aplicaciones médicas, el funcionamiento de OFM225 es ideal para equipos de respiración, anestesia y diálisis.

La serie MEDLINE 225 OFM225  cumple, entre otras, las normas de seguridad IEC 60601-1 y  60950-1, EMC IEC60601-1-2, IEC61204-3 y EN55011 clase B, incluyendo las correspondientes versiones de América del Norte. También cumple con las normas ambientales RoHS, REACH y WEEE.

For more information

Visit www.prbx.com
Please contact Patrick Le Fèvre, Director Marketing and Communication
46 (0)158 703 00
marcom@prbx.com

Powerbox, fundada en 1974, es una de las mayores empresas de fuentes de alimentación. Con sede en Suecia y operaciones locales en 15 países de cuatro continentes, Powerbox atiende a clientes alrededor del mundo. Nos enfocamos en cuatro mercados principales - industrial, médico, transporte/ferroviario y defensa - para los que la empresa diseña sistemas de conversión de energía de primera calidad para aplicaciones exigentes. Nuestra misión es utilizar nuestra experiencia para aumentar la competitividad de nuestros clientes mediante el cumplimiento de la totalidad de sus necesidades de energía. Cada aspecto de nuestro negocio se centra en ese objetivo,  desde el diseño de componentes avanzados que van en nuestros productos, hasta nuestro servicio al cliente. Powerbox es reconocida por las innovaciones técnicas que reducen el consumo de energía y la capacidad de empresas para gestionar el ciclo de vida completo del producto, minimizando los impactos medio ambientales.

Tags:

Subscribe

Media

Media

Quotes

La seguridad en aplicaciones médicas es una necesidad, es particularmente importante cuando se diseñan fuentes para aplicaciones cardiacas (CF), cuando se conecta eléctricamente al corazón del paciente, para garantizar el máximo nivel de seguridad. Reducir la corriente de fuga es siempre un paso adelante importante y estamos trabajando permanentemente en nuevas tecnologías para mejorar la seguridad del paciente.
Martin Fredmark, VP Product Management