El compromiso Chiquita con el desarrollo de las comunidad

San José, Costa Rica. Febrero 2021- En Chiquita, sabemos que nuestras deliciosas bananas de calidad no crecen solas- tenemos un equipo increíble de personas que se aseguran de que nuestras deliciosas frutas amarillas lleguen a las tiendas en la mejor condición posible. Todas esas personas viven en comunidades más grandes, que son una parte clave de nuestro compromiso con la sostenibilidad y trabajamos duro para compartir con ellos los beneficios de nuestro trabajo. ¡Veamos algunas de las iniciativas que hemos creado!

Nuestro programa en beneficio a la educación

Sabemos que somos tan fuertes como nuestros cimientos- y esos son felices y saludables comunidades Chiquita con un distintivo enfoque sostenible a nuestro trabajo. Para ayudar a ampliar nuestra visión hemos implementado programas de beneficios para la educación de los niños de nuestros trabajadores.

Proveemos paquetes escolares en Guatemala, Honduras y Costa Rica, los cuales contienen muchos materiales básicos solicitados por el ministerio de educación de los diferentes países. Además, proveemos becas en Panamá donde también apoyamos el Centro de Atención Integral a la Primera Infancia en la comunidad de Theobroma, donde proveemos a los niños en vulnerabilidad un espacio seguro para desarrollarse y crecer.

Creemos de manera apasionada que ayudar a los niños a recibir la educación primaria fundamental tiene un impacto positivo y duradero no solo en los niños, sino también en las comunidades. Esto ayuda no solo a las comunidades, lo cual no es solo bueno para la sociedad, también ayuda a la calidad de trabajo de la que dependemos. Logramos alcanzar nuestra meta de llegar a 20000 niños para el 2020, empezando por nuestras fincas y luego alcanzando comunidades en las cuales compramos nuestra fruta de productores independientes. Nuestra meta es asegurar que todos los niños en nuestra área de producción tengan una buena educación primaria.

Cuidado de la Salud

También tenemos niños que viven cerca de nuestras fincas los cuales reciben cuidado de su salud dental, visual, información de salud y kits de limpieza bucal- estas iniciativas son especialmente importantes en áreas donde el nivel de educación ha sido históricamente bajo y donde el acceso a lugares de diagnóstico es muy limitado debido a los costos y la distancia.

Nuestros empleados también tienen el chance de dar el salario de un día para apoyar la construcción y renovación de las escuelas y/o ayudar en la enseñanza. Abajo podrás ver más detalles sobre las iniciativas en las que la compañía ha formado parte.

Panamá, Clase de Preescolar

Chiquita donó una clase de preescolar para 34 niños de la Finca 64 en la provincia de Bocas del Toro, Panamá a través del programa del Ministerio de Educación “Mi Primera Escuela”. La clase también cuenta con un baño separado y área de limpieza.

Nuestras donaciones a escuelas y nuestro trabajo son parte de nuestro segundo pilar de sostenibilidad “Ser buenos vecinos”, el cual resalta nuestro compromiso y responsabilidad en nutrir positivamente y generar un impacto a largo plazo en los proyectos sociales para niños y la educación en las comunidades donde operamos.

El centro de educación de Finca 64 se encuentra en una zona rural con el mismo nombre donde tenemos operaciones en 3 fincas diferentes. Todos los 210 niños en esta escuela son hijos de trabajadores Chiquita. Las nuevas instalaciones fueron donadas por el estado y Chiquita continúa apoyando el programa “Mi Primera Escuela” invirtiendo en la infraestructura de la escuela.

Panamá: Comedor Estudiantil

En otra área de Bocas del Toro, Barranco Medio, donamos un comedor para 330 estudiantes en la escuela local. El Centro Educativo Barranco Medio está en un área del mismo nombre. Esta cerca de Las Tablas donde tenemos operaciones de cuatro fincas, por lo que 75% de los estudiantes son hijos de nuestros trabajadores. Esta nueva cafetería también es parte del programa “Mi Primera Escuela “que se asegura de que los niños tengan lugares seguros y atractivos para comer sus comidas saludables. 

Honduras: mejoras en la infraestructura escolar

Otro de los proyectos patrocinados por Chiquita como parte de nuestro segundo pilar de sostenibilidad es nuestra colaboración con las mejoras en la escuela en Campo Birichiche en El Progreso, Honduras. La comunidad está cerca de la finca Chiquita Ameribi y aproximadamente la mitad de los 150 niños que asisten a la escuela son hijos de padres que trabajan para nuestra compañía. Algunos de los trabajos incluyeron pintura, reparación de sanitarios, remplazo de techos y el piso del escenario, nuevas escaleras para el segundo piso y asegurar el perímetro con una cerca.

Para promover el deporte, también se invirtió en dos marcos de futbol y en marcar el campo de juego. La escuela construida en 1950 estaba en muy malas condiciones, ahora los niños tienen un lindo y seguro lugar para aprender y la escuela se ha vuelto sumamente popular como resultado.

Costa Rica: tierras para escuela

En marzo del 2018 tomamos un nuevo paso en nuestro largo camino de sostenibilidad, donando las tierras de nuestra propiedad donde se ubicaban las escuelas de Sarapiquí a el Ministerio de Educación de Costa Rica. Estas escuelas educan alrededor de 400 pupilos y estan ubicadas en tierras donde nuestros trabajadores viven. La donación le permitió al Ministerio de Educación tener la posibilidad de invertir en la infraestructura. Nos preocupamos por la educación que reciben los hijos de nuestros trabajadores desde 1993, el año en que comenzamos a producir en Sarapiquí. Por ello las escuelas se construyeron en nuestros terrenos y se donaron en 2018.

Y así sigue nuestro trabajo, apoyando estos fantásticos equipos, que nos brindan las más deliciosas bananas del mundo. La siguiente vez que compres una de nuestras bananas sabrás que estas ayudando realmente a hacer exitosa nuestra historia de sostenibilidad.

www.chiquita.com

Subscribe

Media

Media