Dos notorios barcos pesqueros fichados están preparados para reanudar sus operaciones después del dictamen de un juzgado español

Compensan a una empresa china €700.000 por pescar ilegalmente 

20 de Septiembre de 2017

La Audiencia Nacional de España ha ordenado el pago de €700.000 a una empresa china en compensación por un cargamento de merluza negra incautado ilegalmente en Vietnam el año pasado, dentro de un barco propiedad de un sindicato de pesca español. Dos otros barcos pesqueros, de los mismos dueños, se preparan en estos momentos para zarpar después de estar detenidos desde hace más de dos años en el puerto de Mindelo, en Cabo Verde.

Los grupos de conservación marina Oceana y Sea Shepherd hacen un llamamiento a la comunidad internacional para detener inmediatamente lo que consideran un grave descarrilamiento de la justicia.

Un gobierno paga un cargamento ilegal

La semana pasada, la Audiencia Nacional de España dictaminó que las autoridades vietnamitas debían de transferir el valor del cargamento confiscado de merluza negra descargado por el Kunlun a la empresa con base en China que lo adquirió. Aún así, tanto España como la República Popular de China son partes contractuales de la Comisión por la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR) que establece que sus ciudadanos no se pueden beneficiar económicamente de la pesca ilegal, no declarada, no regulada (INDNR). Oceana y Sea Shepherd emplazan a los gobiernos de Vietnam, España y China a inmediatamente cooperar para prevenir una indemnización que claramente contradice los acuerdos internacionales.

"Al ordenar el pago de €700.000 en compensación por un cargamento de merluza negra pescado ilegalmente, la Audiencia Nacional española esta transmitiendo un mensaje equivocado a los pescadores y al mercado global de la pesca. No hay duda de que el pescado confiscado era ilegal ya que no tenían la documentación necesaria para poder comerciar legalmente con él. Todos los compromisos internacionales para terminar con la pesca INDNR están en disputa debido a la postura pasiva de las autoridades españolas y chinas. En vez de ello, los gobiernos tienen que detener la pesca ilegal ya" declaraba Lasse Gustavsson, Director Ejecutivo de Oceana Europa.

Barcos fichados en la lista negra, listos para operar este verano austral

La sentencia de la corte española llega justo cuando otros dos barcos pesqueros en el punto de mira, históricamente vinculados al sindicato Vidal, se preparan para resumir sus operaciones de pesca. Sujetos a los Avisos Morados de Interpol, una alerta internacional de actividad criminal, los dos barcos anteriormente llamados Yongding y Songhua han estado detenidos en la República de Cabo Verde, en la costa occidental de África, desde que Sea Shepherd alertara a la Policía Judicial de Cabo Verde sobre sus operaciones en 2015 (http://bit.ly/2ffSPFQ).

Oceana y Sea Shepherd recientemente descubrieron que estos barcos han sido repintados, renombrados y sus banderas de país de origen cambiadas. Yongding ha sido renombrado Atlantic Wind y se encuentra bajo bandera de la República de Tanzania mientras que el Songhua ha sido renombrado Pescacisne 2 y se encuentra bajo bandera de Chile. 

“Después de perseguir al Thunder en lo que se convirtió en la persecución marítima más longeva de la historia, he llegado a saber como operan estos criminales" comentaba el Capitán Peter Hammarstedt, Director de Campañas de Sea Shepherd Global. "Los barcos anteriormente conocidos como Yongding y Songhua han embarcado a su tripulación y material de pesca. Parece que estos dos barcos se están preparando para zarpar y pescar furtivamente, envalentonados por la decisión de la Audiencia Nacional española de premiar su comportamiento criminal".

Tanto Oceana como Sea Shepherd hacen un llamamiento al gobierno de Cabo Verde para que no permitan a los barcos zarpar y que se les deniegue el amarre, considerando que ambos barcos están fichados en la lista negra del CCAMLR y bajo la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT). También hacen un llamamiento a los gobiernos de Tanzania y Chile para retirar las banderas del Atlantic Wind y del Pescacisne 2 respectivamente.

"Fue necesario más de dos décadas de duro trabajo por parte de las ONGs medio ambientales y de ciertos gobiernos para conseguir que se uniera la comunidad internacional en la lucha contra la pesca INDNR" añadía Gustavsson. “YongdingSonghua y Kunlun son iconos de esta lucha. Si la comunidad internacional no los detienen, volverán a saquear a la Antártida una y otra vez".

Notas para el Editor

En 2016, el Ministerio de Agricultura de España, la Guardia Civil e Interpol lanzaron una serie de redadas sorpresas en propiedades pertenecientes al conglomerado de pesca Vidal, con base en España.

Miles de documentos y archivos informáticos fueron incautados, hubo seis detenidos y el Ministerio de Agricultura español impuso, con éxito, multas por más de 17.8 millones de euros, así como una prohibición para pescar y recibir subvenciones gubernamentales para la pesca durante 25 años para las empresas del conglomerado de las empresas Vidal.

Paralelamente, la Fiscalía del Estado español ha emprendido acciones legales (http://bit.ly/2ffmf6L) contra los armadores por falsificación de documentos, blanquear dinero, delitos medio ambientales y conspiración criminal. En el transcurso de la investigación, un cargamento ilícito de 164 toneladas de merluza negra presuntamente pescado ilegalmente fue incautado por los agentes aduaneros de Vietnam, a petición de la Guardia Civil a través de Interpol. El cargamento provenía de un barco pesquero internacionalmente fichado y en la lista negra de Interpol llamado Kunlun. Al final del 2016, la Audiencia Nacional de España desestimó el caso criminal, con el voto discrepante de uno de los jueces, dictaminando que la Audiencia no tenía jurisdicción para dictar sentencia sobre casos de pesca ilegal, no declarada, no regulada (INDNR) en alta mar, en tales lugares como la Antártida. Por tanto, según la opinión de la Audiencia, ningún delito relativo a la pesca INDNR en alta mar puede ser juzgado bajo las leyes españolas, incluyendo el blanqueo de dinero.

###

Fotos de alta resolución: https://minerva.seashepherdglobal.org/share.cgi?ssid=0gizHAx

Atlantic Wind: Atlantic Wind, anteriormente conocido como el Yongding (foto: Sea Shepherd)

Yongding_Kadei_Jo_Watmore: El Yongding y el Songhua en Mindelo, Cabo Verde, 2015.  (Foto: Josephine Watmore / Sea Shepherd)

Yongding 4_Jo_Watmore: La policía y los militares subiendo a bordo del Yongding (usando el nombre de Luampa), en Cabo Verde, 2015. (Foto: Josephine Watmore / Sea Shepherd)

Para más información o peticiones para entrevistas, contacten con:

Heather Stimmler – Sea Shepherd Global Media Director
Tel +339 7719 7742
Email: heather@seashepherdglobal.org

Marta Madina -- Oceana Communications Director
Tel: + 34 911 440 880 / +34 687 598 529
Email: mmadina@oceana.org


Sea Shepherd Global

Sea Shepherd es un movimiento internacional de conservación marina sin ánimo de lucro que utiliza tácticas innovadoras y la acción directa para defender, conservar y proteger a los océanos del mundo y a la fauna marina. Fundada por el Capitán Paul Watson en 1977, hoy en día Sea Shepherd es un movimiento mundial con entidades independientes nacionales y regionales en más de 20 países. Con la excepción de Sea Shepherd Conservation Society (SSCS) con base en EEUU, las entidades se reúnen con un propósito en común en torno a Sea Shepherd Global,con sede en Ámsterdam, que coordina las comunicaciones, la logística y la flota de cinco barcos que cooperan en campañas por todo el mundo. Sea Shepherd investiga y documenta los quebrantamientos de las leyes de conservación nacionales e vaguardando la biodiversidad de nuestros delicadamente equilibrados ecosistemas oceánicos, Sea Shepherd trabaja para asegurar su supervivencia para futuras generaciones.

Para más información: http://www.seashepherd.es/

Tags:

Media

Media