Persecución de barco furtivo de merluza negra termina con su detención en Indonesia

9 de abril, 2018

En la mañana del 6 de abril, un barco de la Marina Indonesia interceptó el F/V STS-50, un barco furtivo de merluza negra sin bandera que había eludido su detención en la Bahía de Maputo, Mozambique, el 17 de marzo. Esta detención significa el fin de una increíble persecución, de tres semanas de duración, a través del Océano Índico, donde los esfuerzos coordinados del Proyecto Scale (Escama) de Interpol, Fish-i-Africa, Fusion Centers de Madagascar y de Singapur, Sea Shepherd, la República Unida de Tanzania y la República de Indonesia finalmente han dado como resultado llevar a este notorio barco furtivo ante la justicia.

El F/V STS-50, un conocido furtivo de la merluza negra de la Patagonia y de la Antártida, fue detenido en la República de Mozambique por presentar ante las autoridades certificados falsificados de registro, declarando fraudulentamente que se encontraba bajo bandera de la República de Togo. Los inspectores descubrieron a bordo 600 redes de enmalle, material de pesca prohibido por el Convenio para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA).

A parte de figurar en la lista negra del CCRVMA a partir del 2016 y de estar sujeto a una Notificación Morada de INTERPOL por pesca ilegal, no declarada y no regulada (INDNR), el F/V STS-50 es también conocido por sus nombres previos de ‘Ayda’, ‘Sea Breez 1’ y ‘Andrey Dolgov’.

Después de eludir su detención, Mozambique solicitó la asistencia de los países miembros de Fish-i-Africa para conseguir interceptar al barco fugitivo. Fish-i-Africa es una alianza entre ocho países de África Oriental, entre ellos las Comoras, Kenia, Madagascar, Mauricio, Mozambique, las Seychelles y Somalia , que fomenta el intercambio de información y la cooperación regional en la lucha contra la pesca INDNR.

El barco de Sea Shepherd, M/Y Ocean Warrior, se encuentra en Tanzania en este momento, patrullando las aguas en su lucha contra la pesca INDNR, junto a agentes de la autoridad pertenecientes a la Autoridad de Pesca de Aguas Profundas, la Marina de Tanzania, la Agencia Antidroga y el Equipo Especial Interinstitucional (MATT, siglas en inglés) y con el cometido de interceptar el F/V STS-50.

“Es de resaltar que el gobierno de Tanzania hay asumido la responsabilidad de perseguir al F/V STS-50 más allá de su jurisdicción nacional, demostrando gran liderazgo en la lucha regional en contra de la pesca INDNR” comentaba el Director de Campañas de Sea Shepherd Global, Peter Hammarstedt.

Durante varios días el F/V STS-50 fue perseguido por aguas de las Seychelles, donde la Marina de Tanzania, desafortunadamente, no tiene la autoridad de abordar e inspeccionar al buque fugitivo.

Aún así, fotos y otras pruebas recogidas durante la persecución, entre ellas el rumbo y la velocidad del F/V STS-50, fueron trasladadas a las autoridades de Indonesia, aportando la información necesaria para interceptar y detener al barco con éxito.

Una historia compartida en perseguir a notorios barcos furtivos

Entre los años 2014 y 2016, Sea Shepherd llevó a cabo Operación Icefish, una campaña para detener a los “Seis Bandidos”, los últimos seis barcos furtivos ilegales de merluza negra que saqueaban la Antártida. La campaña culminó en la histórica persecución durante 110 días del F/V Thunder por parte de los barcos de Sea Shepherd M/Y Bob Barker y M/Y Sam Simon. El F/V Thunder finalmente fue hundido por su capitán en un intento de destruir pruebas mientras que otro de los “Seis Bandidos”, el F/V Viking, fue interceptado y hundido por la Marina de Indonesia.

Operación Icefish llevó a los gobiernos a actuar, dando como resultado el fin de los “Seis Bandidos” restantes. Se cree que el F/V STS-50 comenzó sus operaciones de pesca furtiva en el Océano Austral en lugar de estos barcos detenidos.

Sea Shepherd aplaude al gobierno de Indonesia, a su Marina y al Ministerio Indonesio de Asuntos Marítimos y pesca por ser un líder mundial en el control de la pesca. Bajo el liderazgo de la honorable ministra Susi Pudjiastuti, las autoridades de Indonesia han incautado y destruido 363 barcos de pesca ilegales.

En una conferencia de prensa en Yakarta, la ministra Pudjiastuti puso énfasis en que “es posible, para el gobierno de Indonesia, detener al F/V STS-50 y utilizarlo para el bien general o para ser destruido, como se hizo con el F/V Viking. Se va a determinar de forma inmediata la acción que se ejercerá sobre este barco”-

“La persecución a través del Océano Índico y la consiguiente detención del F/V STS-50 demuestra lo que es posible conseguir cuando los gobiernos, fuerzas de seguridad y la sociedad civil trabajan juntos para detener la pesca INDNR” decía Peter Hammarstedt. “Sea Shepherd apoya plenamente la determinada postura de Indonesia frente a los pescadores furtivos y nos complace enormemente que el F/V STS-50 se encuentre, en estos momentos, bajo custodia de Indonesia. Sea Shepherd también esta orgullos de haber contribuido a la persecución gracias a nuestra alianza con el gobierno de Tanzania, lo que ha permitido que las autoridades de Tanzania hayan recogido pruebas con el M/Y Ocean Warrior que han servido para detener a este notorio barco furtivo.

Para más información sobre Operación Jodari y Sea Shepherd, visite: https://www.seashepherdglobal.org/our-campaigns/jodari-2/

###

Para más información, imágenes adicionales y peticiones de entrevistas en inglés:
Heather Stimmler, Sea Shepherd Global Media Director
E-mail: media@seashepherdglobal.org
Tel: +339 7719 7742

Fotos:

- La tripulación de Sea Shepherd y socios de Tanzania a bordo del M/Y Ocean Warrior durante Operación Jodari. Foto de Jax Oliver/Sea Shepherd.

- El F/V STS-50 siendo perseguido en las Seychelles por el Ocean Warrior. Foto de Jax Oliver/Sea Shepherd.

- El F/V STS-50 en el Océano Índico. Foto de Jax Oliver/Sea Shepherd.

- El F/V Viking siendo hundido por las autoridades de Indonesia en el 2016. Foto de Gary Stokes/Sea Shepherd.

Sea Shepherd Global

Sea Shepherd es un movimiento internacional de conservación marina sin ánimo de lucro que utiliza tácticas innovadoras y acción directa para defender, conservar y proteger los océanos del mundo y la fauna marina. Fundado por Paul Watson en 1977, hoy en día Sea Shepherd es un movimiento mundial con entidades regionales y nacionales independientes en más de 20 países, unidos por la causa en común  y una flota de once barcos participando en campañas por todo el mundo. Sea Shepherd investiga y documenta delitos en contra de las leyes de conservación nacionales e internacionales y pone en marcha medidas de conservación donde exista autoridad legal para ello. Para más información visita: http://www.seashepherdglobal.org/

Tags: